October 24, 2021

YANKEES,,CON LA MISION DE SIEMPRE

Ningún equipo de la Liga Americana podría haber mejorado tanto su roster este invierno que los Yankees, un equipo que de por sí ya era lo suficientemente talentoso como para producir 100 victorias de temporada regular del 2018, antes ser eliminados por los actuales campeones de la Serie Mundial por segundo año seguido.

Para el cañonero Aaron Judge, la espina clavada de aquella salida prematura de octubre se ha transformado en una motivación esta primavera. Tras observar a los Astros (2017) y los Medias Rojas (2018) descorchar la champaña en los vestidores de la oposición en sus caminos hacia los títulos, el cañonero cree que el turno de los Yankees para celebrar llegará pronto.

“Nuestra principal meta es regresar a jugar y ganar la división”, indicó Judge. “No hemos podido lograr eso en los últimos dos años, por lo que hemos añadido a un par de brazos y a un par de buenos jugadores de posición. Vamos a ver cómo nos va este año, pero nuestra meta sigue siendo la misma. Obviamente, queremos ganar un campeonato; tenemos que ganar la división”.

En su segundo año al mando de los Bombarderos, el piloto Aaron Boone tejerá los hilos de un roster que presenta nuevas caras como DJ LeMahieu, Adam Ottavino, James Paxton y Troy Tulowitzki, además de las estrellas que regresan con Zack Britton, J.A. Happ y CC Sabathia, quien intentará retirarse con un segundo anillo de Serie Mundial tras 19 años de carrera en la Gran Carpa.

“Nunca he jugado este deporte para obtener hazañas a nivel personal”, expresó Sabathia. “Ahora mismo, estamos enfocados en tratar de ganar un campeonato y tener un desfile al final del año. Esa sería la mejor manera de despedir mi carrera”.

 

Judge conecta estacazo

¿CUÁL ES LA META?

Ha pasado una década desde que los Yankees estrenaron su nueva casa con valor de US$1,500 millones levantando el trofeo de campeones. Esa sequía es inaceptable para Brett Gardner, el jugador con más años en el equipo actualmente. Traer a casa el 28vo campeonato es la meta obvia. El propietario del club, Hal Steinbrenner, retó a su equipo a enfocarse en su primer paso de ganar el Este de la Liga Americana y con ello evitar el Juego por el Comodín, el cual han disputado tres veces en las últimas cuatro campañas.

“Han sido 10 años decepcionantes y sé que los fanáticos opinan lo mismo”, manifestó Gardner. “Como uno de los muchachos que han estado en este clubhouse durante todo ese tiempo, ha sido un trecho decepcionante para mí. Estamos tratando de regresar [a la Serie Mundial] y cualquier cosa que no sea un anillo es inaceptable”.

¿CUÁL ES EL PLAN?

Estos Yankees están armados alrededor de su poder, tanto en su intimidante lineup como en un bullpen de élite que para muchos es el mejor de Grandes Ligas. Tras imponer una marca del club con 267 jonrones el año pasado, Judge ha opinado que si el equipo se mantiene sano, debe de “aplastar” dicha marca. La parte gruesa de la producción estaría liderada por Judge y Giancarlo Stanton, mientras que el club espera que el dominicano Miguel Andújar y el venezolano Gleyber Torres continúen mejorando tras sus impresionantes campañas de novato. La ofensiva de Luke Voit lució estelar tras su adquisición a finales de julio, y el club está ansioso por volver a ver la versión del dominicano Gary Sánchez del 2016 y del 2017.

Aun antes de la lesión en el hombro izquierdo del dominicano Luis Severino, los Yankees ya contaban con su bullpen para acortar los juegos y darle la bola a su cerrador cubano Aroldis Chapman. El trío compuesto por Britton, Dellin Betances (quien empezará la temporada inhabilitado) y Ottavino aporta una combinación letal de material electrizante, mientras que Chad Green y Jonathan Holder contribuyeron de manera sólida el año pasado.

 

Juego de 2 jonrones de Stanton

¿QUÉ PODRÍA SALIR MAL?

Las lesiones ya han impactado el roster para el Día Inaugural, con Severino fuera por todo el mes de abril y el jardinero central y bateador ambidextro Aaron Hicks recuperándose de una lesión en la espalda. Betances también perderá algo de tiempo, pero los Yankees cuentan con gran profundidad en su bullpen.

Anotar carreras no debe de ser un problema para esta escuadra, pero obviamente mantenerse en salud es de gran importancia. Tulowitzki permanece como la gran interrogante tras perderse la última temporada y media por lesión, y nadie sabe con certeza cuándo Didi Gregorius estará listo para regresar a la acción.

Las mayores preocupaciones se derivan del cuerpo de lanzadores, en el que los Yankees tienen un par de interrogantes en la parte trasera de la rotación. Severino regresaría en mayo, mientras que Sabathia viene de someterse a una operación en la rodilla derecha y a una angioplastia coronaria, lo que ha generado oportunidades para jóvenes como el mexicano Luis Cessa, el dominicano Domingo Germán y el nicaragüense Jonathan Loáisiga. Paxton cuenta con un estupendo material – el zurdo lanzó un no-hitter por Seattle en mayo pasado – pero también ha visitado la lista de lesionados en cinco ocasiones en las últimas tres temporadas. Happ lució excelente tras unirse a los Yankees en julio pasado, pero perdió su única apertura de postemporada y esta primavera estuvo propenso a ceder jonrones.

¿QUIÉN PODRÍA DAR LA SORPRESA?

Tras perderse la última temporada y media por lesión, Tulowitzki espera recuperar la forma que lo llevó a ser convocado cinco veces al Juego de Estrellas y lo hizo ganar dos Guantes de Oro por la Liga Nacional, con la encomienda de llenar los zapatos que dejó Gregorius mientras éste se recupere de una cirugía Tommy John. Tras haber sido dejado en libertad por los Azulejos en diciembre, el torpedero de 34 años de edad impresionó a los escuchas de los Yankees en un par de showcases en California y ha hecho lo propio ante los aficionados esta primavera.

Una de las firmas más subestimadas de los Bombarderos este invierno bien podría ser la de LeMahieu, a quien el club proyecta como una clase de jugador súper-utility en la intermedia, la antesala y ocasionalmente en la inicial. Campeón de bateo en la Liga Nacional en el 2016, LeMahieu está ansioso por demostrar que su swing también puede trascender fuera del aire ligero de Denver. Los Yankees creen que así será, gracias a su consistente velocidad de salida y la tendencia a conectar la bola hacia el jardín derecho-central, lo que representaría una ventaja bateando en el Bronx.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *