October 24, 2021

ALEGAN DEFENSA PROPIA EN CASO DE HOMICIDIO

Durante el segundo día de juicio contra Joe Cabral, el ex militar acusado de asesinar de un tiro en la cabeza a su compañero de apartamento, se presentó el video de la declaración del hombre quien aseguró que la víctima le apuntó primero.

“No sabía (si la pistola) estaba cargada, le dije que la bajara pero no lo hizo y me seguía apuntado. Yo solo cerré los ojos y disparé”, dijo a los detectives.

Cabral de 21 años, enfrenta un cargo de homicidio por la muerte del también soldado Zachary McGuire ocurrida el 23 de febrero de 2018.

La mañana del miércoles, el fiscal James Montoya presentó al jurado el video de la declaración de Cabral, donde admite a los detectives de la Unidad de Crímenes Contra Personas (CAP) de la Policía de El Paso haberle disparado a la víctima.

En la grabación el ex soldado relata que conoció a McGuire en abril de 2017, pero no fue hasta octubre de ese año cuando se volvieron amigos y hablaron sobre irse a vivir juntos fuera de la base militar de Fort Bliss. 

Por lo que un día antes del homicidio, acudieron juntos a los apartamentos Dos Santos ubicados en el 10561 de la calle Shannon, en El Este de El Paso para rentar una de las viviendas. 

Al ser cuestionado por los detectives, Cabral dijo no desconocer el motivo por el que la víctima de 21 años le apuntó con su pistola, ya que justo en ese momento estaban empezando a llevar sus cosas al apartamento. 

“Apenas nos habían dado las llaves y fuimos a comprar unas cosas que necesitábamos y no se que fue lo que pasó”, aseguró Cabral. 

Según el acusado, él estaba poniendo la cortina del baño cuando empezó a pelear con McGuire por algunos minutos. 

“Todo fue muy rápido, fueron unos dos o tres minutos de luchar como MMA (artes marciales mixtas) hasta que nos soltamos y yo me fui a la sala y me puse a limpiar mi pistola”, comentó.

“No lo quise acompañar a consumir drogas”

Cuando uno de los detectives preguntó a Cabral si él y la víctima habían tenido una discusión previa que hubiera causado la molestia de McGuire antes de llegar del apartamento, este aseguró que no. 

“Tal vez se enojó porque accidentalmente tiré su malteada en el auto, o quizá se enojó porque no lo quise acompañar con unos amigos por cocaína pero no sé”, reiteró.

Cabral indicó a los detectives que él creía que la “pelea” en el baño había sido juego porque ello se llevaban fuerte, por lo que comenzó a molestar a la víctima diciendo su apellido con voz de mujer. 

“Le hablé arremedando a una mujer que tenía una voz muy chillona y en eso me dijo que me callara y me apuntó con su arma”, mencionó.

El acusado dijo sentir miedo por su vida, sacó su pistola y apuntó a McGuire pidiéndole que bajara el arma pero aparentemente este no lo hizo. 

“No me fije donde disparé solo cerré los ojos y jalé el gatillo. Cuando los abrí vi que salía sangre de su cabeza y comencé darle los primeros auxilios”, dijo. 

En el video se puede ver a Cabral sin camisa, ya que asegura que se la quito para tratar de contener la sangre de la herida en la cabeza mientras llamaba al 911. 

“Yo le decía a la operadora que no sabía que hacer, que se estaba poniendo morado y como que se estaba ahogando. Poco después de eso llegó la policía y me arrestaron”, señaló Cabral. 

Ante las declaraciones de su cliente, Michael Gibson aseguró al jurado que Cabral reaccionó de esa manera porque tenía miedo de lo que McGuire pudiera hacer. 

“Le estaban apuntando con una pistola y el señor McGuire no quiso bajarla, a mi cliente no le quedó de otra que defenderse”, comentó el abogado. 

¿Eran pareja?

El miércoles por la mañana, la fiscalía también presentó el testimonio de la entonces manejadora de los departamentos, quien aseguró que Cabral y McGuire se llevaban también que parecían pareja. 

Al subir al estrado Sonia González Peña dijo al jurado que el 22 de febrero de 2018, ella misma le mostro los departamentos a los militares, quienes se veían emocionados por vivir juntos. 

“Todo se veía muy bien entre ellos. Reían, hacían chistes, parecía que tenían mucho tiempo de conocerse, incluso a mi me dio la impresión de que eran pareja por la manera en como se llevaban”, dijo la mujer.

Otra de las testigos de la fiscalía fue Denisse Chávez, asistente de González Peña, quien corroboró la versión de que Cabral y la víctima estaban horas antes del asesinato, ya que fue ella quien les dio las llaves del apartamento.

“Yo los lleve a su nuevo apartamento y se veían muy contentos por comenzar esa etapa, incluso se tomaron una fotografía en el apartamento”, comentó. 

Por su parte Montoya aseguró que Cabral simplemente asesinó a McGuire de una manera despiadada, ya que asegura que no hay evidencia de que hubo una pelea entre ellos y menos que la víctima hubiera traído una pistola.

Se espera que hoy comiencen los argumentos de finales, antes de pasar el caso al jurado para que deliberen la culpabilidad o inocencia del acusado.

En caso de ser encontrado culpable, Cabral podría pasar hasta 99 años en prisión. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *