October 26, 2021

PROPONEN EN TEXAS ALZA AL IMPUESTO DE VENTAS

Austin– Los tres líderes políticos principales de Texas –el gobernador Greg Abbott, Dan Patrick y Dennis Bonnen, el presidente de la Cámara– apoyaron este miércoles la propuesta para incrementar el impuesto sobre ventas en un punto porcentual con el fin de disminuir el impuesto predial en todo el estado.

Aunque se haría únicamente si los legisladores están de acuerdo en limitar los futuros incrementos al impuesto predial local.

La propuesta podría incrementar el impuesto estatal sobre ventas del 6.25 por ciento al 7.25 por ciento, lo cual generaría anualmente billones de dólares adicionales que le darían un respiro al impuesto predial si los votantes aprueban una enmienda constitucional.

Sin embargo, será difícil venderle la idea a los demócratas, debido a que el impuesto sobre ventas está considerado como regresivo, lo cual significa que los texanos de bajos ingresos terminarían pagando un mayor porcentaje de su salario que los que tienen mayores ingresos.

“El día de hoy estamos presentando una propuesta del impuesto sobre ventas para disminuir la tasa del impuesto predial para todos los propietarios de viviendas y negocios de Texas, una vez que la Propuesta de Ley 2 del Senado o la Propuesta de Ley 2 de la Cámara sean aprobadas por ambas Cámaras. Si el incremento de un centavo en el impuesto sobre ventas es aprobado, dará como resultado billones de dólares de ingresos para ayudar a disminuir el impuesto predial a corto y largo plazo”, según comentaron en un comunicado conjunto los tres republicanos.

Ninguna de las Cámaras ha aprobado el HB 2 ni el SB 2, que podría requerir la aprobación de los electores para incrementar el impuesto predial en más del 2.5 por ciento.

El Comité de Recursos de la Cámara tiene programado recibir el testimonio público sobre la propuesta de la Cámara en esta semana, aunque retrasó la audiencia sobre las mismas.

El representante republicano Dan Huberty de Houston, quien redactó la Resolución Conjunta 3 de la Cámara y la Propuesta de Ley 4621 de la misma, está considerando cambiar la legislación para utilizar una fracción de los recursos adicionales que generaría el impuesto sobre ventas para las escuelas públicas con el fin de atraer a más demócratas.

Las propuestas pretenden obtener otra fuente de ingresos para ayudar a reducir significativamente el impuesto predial de las escuelas locales, que representan más de la mitad del impuesto predial local aplicado en Texas.

Si la Legislatura aprueba la resolución, la enmienda constitucional podría ser presentada a los votantes para su aprobación en el mes de noviembre, y si los votantes están de acuerdo con el cambio en la tasa del impuesto, podría aplicarse a partir de enero del 2020.

La idea está obteniendo un sólido pero no unánime apoyo de los conservadores.  La Camarilla Libertad de la Cámara de Texas, que es una facción conservadora y de línea dura de la Cámara, expresó a través de un comunicado que podría apoyar la idea si todo el dinero adicional se destina para hacer recortes al impuesto predial, y si los legisladores también aprueban un tope de ingresos del 2.5 por ciento en los distritos escolares.

La camarilla también desea asegurarse que la Legislatura apruebe una propuesta que requieren otras unidades locales de impuestos para obtener la aprobación del incremento al impuesto predial por encima del 2.5 por ciento.

“Tiene que haber un techo firme en el impuesto predial local –incluyendo a las escuelas– que impida que el crecimiento del impuesto predial elimine el beneficio que uno obtiene al paso del tiempo”, comentó el representante republicano Matt Schaefer de Tyler, miembro de la camarilla.

Debido a que este intercambio de impuestos requiere una enmienda constitucional que se consultaría en la próxima votación del mes de noviembre, Huberty tendría que convencer a 100 miembros –que representan las dos terceras partes de la Cámara Baja– para que voten a favor de la resolución en el Pleno de la Cámara.

Si los 83 republicanos votan a favor, también necesitaría 17 demócratas.  Sin embargo, este miércoles surgió rápidamente la oposición demócrata.

“Es una idea peligrosa, ya que incrementaría los impuestos a las familias de la clase trabajadora y aportaría recortes fiscales desproporcionados a las corporaciones y a los acaudalados en comparación con los dueños de vivienda ordinarios”, comentó el representante estatal demócrata Ramón Romero de Fort Worth, quien es miembro de la Camarilla Demócrata de la Cámara.

Romero sugirió que en lugar de eso los republicanos deberían apoyar una propuesta que él presentó para duplicar la exención para los dueños de viviendas a la que tienen derecho respecto al valor de sus casas y que se destina a los impuestos escolares, de 25 mil a 50 mil dólares, lo cual les proporcionaría un recorte anual promedio de aproximadamente 325 dólares.

El senador republicano Larry Taylor de Friendswood presentó la Resolución Conjunta 76 del Senado y la Propuesta 2441 del Senado, que también podría utilizar el incremento en el impuesto sobre ventas para disminuir la tasa del impuesto predial del distrito escolar.

El Senado necesitaría 21 votos para aprobar la resolución.

Al parecer, incrementar el impuesto sobre ventas para la educación pública es profundamente impopular entre los votantes, ya que el 74 por ciento de los texanos, de acuerdo con un sondeo reciente realizado por la Universidad de Texas y The Texas Tribune, reportó que la Legislatura estatal no debería considerar incrementar el impuesto sobre ventas para aumentar los recursos que se destinan a la educación pública.

De hecho, incrementar el impuesto sobre ventas fue ligeramente más impopular que incrementar el impuesto estatal sobre ingresos, ya que en el sondeo el 71 por ciento no estuvo de acuerdo. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *