EJECUTAN SEGUNDA FASE DE DESVÍO DE AGUAS RESIDUALES

El Paso Water (EPW) ha implementado la segunda fase de su plan de mitigación para desviar las aguas residuales del Río Grande a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Haskell R. Street en el Centro-Sur de El Paso.

De acuerdo con funcionarios de EPW, esta etapa sacará aguas residuales adicionales del Canal Americano y las desviará a la Planta Haskell a través de una tubería. Después del tratamiento, el agua limpia se descargará nuevamente al Río Grande.

“La primera fase del plan de mitigación comenzó a fines de septiembre cuando la empresa de servicios públicos comenzó a desviar las aguas residuales a la Planta de Tratamiento Roberto Bustamante en el Valle Bajo para reducir el impacto ambiental al Río Grande”, dice un comunicado de EPW. 

EPW comenzó a descargar aguas sucias al río en agosto para evitar el desbordamiento en los vecindarios luego de la falla de la Frontera Force Mains.

El trabajo continúa para instalar el reemplazo de Frontera Force Mains cerca de Sunland Park Drive y Doniphan Drive con una fecha de finalización estimada en diciembre de 2021. 

La empresa de servicios públicos sintió recientemente los impactos de la escasez de la cadena de suministro a nivel nacional, pero encontró una solución al retraso en el envío de materiales.

“Hemos tomado el asunto en nuestras propias manos al establecer un taller de fabricación en el sitio para producir la fibra de vidrio necesaria para las tuberías”, manifestó Gilbert Trejo, director técnico.

“En lugar de esperar el envío retrasado, estos esfuerzos ayudarán a garantizar que cumplamos con nuestro plazo para completar el proyecto a tiempo”, añadió.

En las últimas dos semanas, el contratista se ha concentrado en fabricar tuberías y accesorios de fibra de vidrio para la tubería, realizar un control de calidad y prepararse para conectar la nueva tubería en la estación de bombeo.

Antecedentes

Desde el 13 de agosto, la empresa de servicios públicos experimentó múltiples interrupciones en las líneas de fuerza de Frontera. 

En promedio, las líneas transportan alrededor de 10 millones de galones de aguas residuales desde el Oeste de EP todos los días. 

Los descansos adicionales y las acumulaciones de aguas negras en un vecindario bajo de Upper Valley, obligaron a EP Water a tomar la decisión de desviar las aguas al Río Grande a fines de agosto. 

La empresa de servicios públicos informó la emergencia inicial a la Comisión de Calidad Ambiental de Texas y ha mantenido un contacto regular con la agencia durante todo el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.