SEMAFORO EPIDEMIOLOGICO OBSOLETO Y HASTA DAÑINO…CANACINTRA

Acasi dos años de la pandemia, el semáforo epidemiológico implementado por autoridades de Salud en conjunto con el Gobierno del Estado resulta ya disfuncional, afirmó Jesús Manuel Salayandía Lara, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

El líder de los industriales dijo que la reducción de los aforos en los negocios solamente asfixia la economía y se presta para multas por parte de las autoridades.

Debido a ello, hizo un llamado para reconsiderar la funcionalidad de la semaforización.

“Nosotros lo vemos obsoleto y hasta cierto punto dañino. En este momento, más del 80 por ciento de la población mayor en Ciudad Juárez está vacunada, según reportes del propio Estado, entonces, ¿por qué nuestra estrategia sigue siendo cerrar la economía?”, cuestionó.

“A estas alturas, cerrar la economía ya no debe ser una opción, el semáforo ha destruido la economía y nosotros lo que hemos estado tratando de hacer es ver de qué manera se puede reactivar la economías”, agregó.

Mencionó que las pequeñas y medianas empresas del sector industrial y de servicios han sido las más afectadas no sólo con la pérdida de empleos, sino también con cierres de negocios.

“La maquiladora ha seguido manteniéndose de alguna manera, pero las Pymes apenas sobrevivieron, muchas de ellas cerraron porque con las condiciones del semáforo no se podía subsistir”, dijo.

Resaltó que mientras que el Gobierno ha organizado eventos masivos, los comercios aún se encuentran “asfixiados” con los aforos, por lo que insistió en una reapertura.

En la actualidad, el estado se encuentra en semáforo verde desde el lunes 1 de noviembre, y se mantendrá así hasta el 14.

En dicha disposición se marca qué actividades esenciales relacionadas con salud, agricultura, obra pública, estancias infantiles, servicios básicos, construcción, entre otras, podrán funcionar con un aforo del 100 por ciento, manteniendo los protocolos de higiene.

Los hoteles tendrán permitido un aforo del 80 por ciento en habitaciones y 60 por ciento en áreas comunes.

Restaurantes podrán funcionar con una capacidad del 75 por ciento, bares y centros nocturnos del 50 por ciento, salones infantiles un 50 por ciento, spas 60 por ciento, y estéticas 75 por ciento, al igual que comercios-locales y ambulantes-semifijos.

Los centros comerciales tendrán un aforo del 75 por ciento, igual que las plazas de comida, museos, teatros y centros culturales, todos con uso obligatorio de cubrebocas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *