ZALDÍVAR: UNA MEJOR JUSTICIA DARÁ SEGURIDAD Y PAZ AL PAÍS

Los jueces locales deben tener la convicción de impartir una justicia en igualdad de circunstancias, respetando los derechos humanos con la finalidad de alcanzar un país con paz, cordialidad y concordia, debido a que un mejor país, tiene una menor justicia.

Durante la inauguración de la 16ª Asamblea General Ordinaria de la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia, encabezada por el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, destacó que se debe realizar una reflexión colectiva con la finalidad de avanzar a una mejor justicia local con la autónoma de tribunales locales y de las entidades federativas para realizar un diálogo constructivo para avanzar a una mejor justicia para todas las personas.

Destacó que una mejor justicia pasa necesariamente por los tribunales y justicia local, exhortó a jueces locales de todo el país a trabajar desde su trinchera para dar certidumbre a todas aquellas personas, sin importar su condición social o creencias a tener una justicia justa basada en el respeto a los derechos humanos. 

“Un mejor país, una mejor justicia pasa por los tribunales locales, pasa necesariamente por la justicia local. Yo estoy seguro de que todos los que estamos aquí reunidos tenemos esta coincidencia de aportar cada uno desde donde estamos un mejor país y una mejor justicia, por ello les convocó y les exhortó a luchar cada quién desde nuestra trinchera por una justicia a la que puedan acceder todas las personas en igualdad de circunstancias, una justicia igualadora que nos traiga la paz, la seguridad, la concordia y el bienestar al que todos en este país aspiramos”.

Destacó que la transformación en los sistemas judiciales para satisfacer las exigencias sociales de justicia, paz e igualdad, no es una promesa imposible de cumplir; además de que el cambio también debe de ser en el mejoramiento de las instituciones de justicia, todo esto se hace con asumir un compromiso de autocrítica.

Agregó que la reforma constitucional de 2011, fue impulsada por la SCJN, lo que se considera un primer alcance muy importante que cambió para siempre la historia del derecho constitucional y la vida de las personas en México, es una resolución de una enorme relevancia, porque a partir de entonces los derechos humanos de los que gozan todas las personas en México se ampliaron exponencialmente y el control jurisdiccional sobre ellos.

Concluyó que no es una reforma cosmética o retórica, sino una auténtica reforma transformadora que con el trabajo que se hace en la SCJN, se volvió una reforma revolucionaria para darle los alcances protectores que ahora tiene en apoyo a los ciudadanos que buscan justicia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *