ESTADOS SIGUEN CON CASTIGO POR ABORTAR,,PARTIDOS OPERAN A FAVOR Y EN CONTRA

Las entidades muestran poco interés por armonizar la determinación de la Corte de no criminalizar a las mujeres por esta práctica.

Luego de que hace dos meses la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso fin a la criminalización del aborto, las carpetas de investigación iniciadas a nivel nacional por esta práctica mantienen el mismo nivel que otros años.

Además, en los congresos estatales hay pocos o nulos avances para tratar de armonizar sus legislaciones locales con el histórico fallo del máximo tribunal.

Estadísticas oficiales con corte a septiembre indican que desde enero se han iniciado 547 carpetas de investigación por aborto, un número similar al que se registró en años recientes completos, como 2015 (544 indagatorias), 2016 (562) y 2017 (547)

Incluso en 2018 y 2019 se iniciaron más, con 604 y 717 causas penales por aborto, respectivamente. Para 2020, el primer año de la pandemia, la cifra fue de 633, casi dos al día en promedio, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP)

Además, tan sólo en el mismo mes que tuvo lugar la determinación de la SCJN, en México se iniciaron 67 indagatorias por abortos, poco más de dos diarias.

El 7 de septiembre, en un fallo histórico y unánime, los 11 ministros de la Corte protegieron el derecho de las mujeres o personas gestantes que de manera libre decidan interrumpir su embarazo.

El criterio invalidó el artículo 196 del Código Penal de Coahuila, aunque tendrá alcance nacional ya que, a partir del fallo, todos los jueces del país deben aplicarlos al tratarse de una impugnación vía acción de inconstitucionalidad: su resolución tendrá efectos generales al haber superado la mayoría de los ocho votos.

Tras esto, penalizar el aborto es inconstitucional, por lo que las entidades federativas deberán sus códigos penales y otras leyes para armonizarlos con el fallo, pero en algunos casos no ha habido avances, éstos han sido titubeantes, el tema está entrampado o de plano es ignorado.

El 29 de octubre, el Congreso de Baja California aprobó reformas a su Código Penal, su Ley de Salud y su Ley de Víctimas para despenalizar la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación, con lo que se convierte en la quinta entidad del país que no castiga el aborto, después de la CDMX, Oaxaca, Veracruz e Hidalgo.

Sin embargo, en Morelos, organizaciones provida han presionado para que el tema no se aborde. El 23 de septiembre, activistas se congregaron afuera de la sede del Congreso local e incluso algunos ingresaron al lobby, a invitación de Óscar Cano Mondragón, líder de la bancada panista. Legisladores del PAN y del PES han pedido que la reforma sea discutida entre todos los sectores de la sociedad y afirmaron que la jurisprudencia de la Corte sólo es aplicable para Coahuila.

El 28 de septiembre, en Durango integrantes del colectivo feminista Las Que No Arden entregaron a diputados locales siete mil firmas para que se presentan una iniciativa popular para legislar a favor de la despenalización del aborto. A la fecha no ha habido avances.

Para Carlos Eduardo Sánchez Carrillo, presidente de la Mesa Directiva del Congreso de Jalisco, la entidad no está obligada a armonizar su legislación local con la determinación de la Corte.

En Guanajuato, el PAN instó a sus diputados a no despenalizar el aborto.

“El PAN no es un partido de la muerte, el PAN defiende la vida y por eso una de las principales agendas que debemos de tener es la del respeto a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural”, dijo el dirigente estatal Eduardo López Mares, el pasado 25 de octubre.

Sin embargo, el coordinador de la bancada, Luis Ernesto Ayala Torres, señaló que si bien están “a favor de la vida”, se atenderá lo que se determine en la Comisión de Justicia. Cristina Márquez Alcalá, presidente de ésta última, refirió que ya hay iniciativas para despenalizar el aborto y se les dará trámite.

“Pero tenemos que esperar hasta conocer el engrose de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para ver el alcance exacto de lo que está resolviendo”, dijo la también panista. “Mientras no conozcamos el alcance total y se nos notifique, no estamos en posibilidad de hacer una modificación”, acotó.

A pesar de algunos exhortos, en Chihuahua tampoco se vislumbran avances. La senadora morenista Bertha Caraveo ha llamado a los legisladores locales a abordar la urgencia del aborto seguro, legal y gratuito.

En Michoacán, el morenista Juan Carlos Barragán, planteó modificaciones a la Ley de Amnistía, bajo la intención de suspender las penas interpuestas en contra de mujeres que se hayan realizado un aborto en cualquiera de sus modalidades.

Activismo

El 28 de septiembre, en el marco del Día de Acción Global por el Aborto Legal en América Latina, colectivos feministas marcharon en ciudades de Baja California Sur, Michoacán, Tlaxcala, Morelos, Chiapas, Querétaro, Hidalgo, Tamaulipas, Durango, Estado de México, Guerrero, Chihuahua, Jalisco, Aguascalientes, Puebla, para exigir que sus legisladores tomen en cuenta el fallo de la Suprema Corte.

El dato

  • Obstáculos y poca transparencia han sido la respuesta de tribunales locales y prisiones cuando se les pregunta por el número de mujeres en la cárcel por el aborto, dijo la Corte.

Causales

Existen ocho causales por las que el aborto se permite en el país.

  • Cuando el embarazo es producto de una violación (en los 32 estados)
  • Cuando la continuación del embarazo afecta la salud de la mujer
  • Cuando el embarazo pone en riesgo la vida de una mujer
  • Si el producto presenta alguna malformación grave
  • Si el embarazo es producto de una inseminación artificial en contra de la voluntad de la mujer
  • Si el aborto fue provocado de manera imprudencial; es decir, por accidente
  • Cuando la economía precaria de la mujer se agrava al continuar el embarazo
  • Por libre decisión de la mujer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *