REPUNTAN EXTORSIONES VIRTUALES EN EL PASO

El Buró Federal de Investigaciones en El Paso (FBI) dio a conocer que ha visto un aumento en delitos de extorsión y secuestros virtuales durante el último año. 

El FBI en El Paso informó que es importante que la comunidad reconozca las señales asociadas con este delito y así eviten ser víctimas del mismo y puedan notificar al FBI. 

Los delitos de extorsión por secuestro están diseñados para aprovecharse de las víctimas a través de amenazas y daños físicos o emocionales, arrestos, actos legales, u otras exigencias en un intento por obligar a la víctima a entregar dinero, según el FBI. 

Estas amenazas están dirigidas hacia la víctima o su propiedad o hacia sus familiares y amistades. Los secuestros virtuales para pagar un dinero de rescate y los secuestros tradicionales han aumentado en nuestra región y es uno de los delitos de extorsión más comunes que investiga el FBI en El Paso

“Estos casos son trágicos”, dijo el Agente Especial a Cargo Jeffrey R. Downey. 

“No se trata de la cantidad de dinero implicado; sino del hecho de que se les hace creer a víctimas inocentes que sus familiares se encuentran en peligro, y del terror y la impotencia que sienten mientras luchan por asegurar lo que ellos consideran que será su liberación”, añadió. 

El FBI dijo que ha visto un cambio reciente en las llamadas de extorsión dirigidas a los inmigrantes indocumentados que han pagado a traficantes de personas para que los crucen por la frontera de Estados Unidos y México. Las víctimas y sus familiares de su país de origen luego se ven involucrados en un esquema de extorsión aterrador pidiéndoles aún más dinero.

Aseguran que muchas de estas víctimas no reportan el incidente por miedo a ser deportadas debido a su estatus de inmigración. El FBI en El Paso enfatizó que el hecho de que el enfoque de la investigación se basa en el delito de extorsión y no en el estatus de inmigración de la persona. 

“Cualquier persona puede convertirse en víctima de extorsión. Se utilizan varias técnicas para infundir miedo, pánico,y un sentido de urgencia para obligar a la víctima a tomar decisiones apresuradas” informaron. 

Explicaron que las personas responsables hacen todo lo posible por mantener a las víctimas en conversaciones continuas para evitar que estos cobren aliento y verifiquen los hechos. Les hacen creer a las víctimas que son vigiladas y que son el objetivo específico. 

También les hacen creer a las víctimas que el comunicarse con las agencias policíacas resultará en daños corporales o a llevar a cabo sus amenazas. Los secuestros virtuales suceden cuando se le dice a una víctima por teléfono que un miembro de su familia ha sido secuestrado, informaron. 

Luego, a través de engaños y amenazas, los delincuentes obligan a las víctimas a pagar un dinero de recompensa.

Los delincuentes también amenazan con lastimar al supuesto miembro de familia que está secuestrado si se comunican con las agencias policíacas. 

“No existen secuestros físicos en estos casos, pero son eventos traumáticos para todos los involucrados. De promedio, los familiares envían miles de dólares a los estafadores antes de comunicarse con las agencias policíacas”, dice el informe del FBI.

Asimismo, el FBI en El Paso ha visto un aumento en los incidentes donde los estafadores llaman números telefónicos al azar de hoteles ubicados cerca de la frontera donde le dicen a los huéspedes del hotel que el hotel está rodeado por personas armadas. 

Los delincuentes convencen a los huéspedes a tomarse fotos como si estuvieran atados, a salir de su hotel y registrarse en otro hotel de Estados Unidos o a manejar a un hotel al otro lado de la frontera en México.

El estafador luego convence a la víctima a que haga una video llamada y estos toman una foto de la captura de la pantalla. Los delincuentes luego envían la foto a los familiares de la víctima, los convencen de que su ser amado está secuestrado, y los obligan a pagar un dinero de rescate.

Tome nota, evite ser víctima…

Tenga en cuenta los siguientes indicadores para evitar ser víctima de estas llamadas de extorsión por secuestros: 

▪ El origen de las llamadas es normalmente de un código de área fuera de los EE.UU. ▪ Podría implicar múltiples llamadas consecutivas. 

▪ El origen de las llamadas no proviene del teléfono de la víctima secuestrada. 

▪ Las personas que llaman hacen todo lo posible por mantener a las personas en el teléfono. 

▪ Las personas que llaman quieren evitar que los familiares llamen o ubiquen a la víctima que está “secuestrada”. 

▪ Solo aceptan dinero de rescate por vía de transferencia electrónica, criptomonedas, o por aplicaciones de pago telefónico entre dos personas. Si usted recibe una llamada telefónica de alguien que le exige dinero de rescate por una persona secuestrada, intente hacer lo siguiente: 

▪ Mantenga la calma. 

▪ Trate de desacelerar la situación. 

▪ Evite compartir información acerca de usted o de su familia durante la llamada. 

▪ Pida hablar directamente con la víctima. Pregunte, “¿Cómo sé que mi ser amado está bien”? 

▪ Pida que la víctima secuestrada llame desde su teléfono celular. 

▪ Escuche atentamente la voz de la víctima secuestrada para ver si es su voz, y hágales preguntas que solo ellos sabrían responder. 

▪ Si no le permiten hablar con la víctima, pídales que describan a la víctima o que describan su vehículo, como corresponda. 

▪ Manténgase en el teléfono con los supuestos secuestradores, e intente llamar a la supuesta víctima secuestrada desde otro teléfono, o intente ubicarla físicamente. 

▪ Intente mandarle mensajes por texto o comunicarse con la víctima por medios sociales. 

▪ Para poder ganar tiempo, repita las exigencias de la persona que llama y dígale que usted está anotando sus demandas, o dígale que usted necesita tiempo para poner las cosas en marcha. 

▪ No desafíe ni discuta directamente con la persona que llama. Mantenga su voz baja y calmada. 3 

▪ Si usted es una víctima en un hotel, cuelgue el teléfono e inmediatamente comuníquese con la recepción del hotel para verificar lo que le están diciendo. 

Comuníquese inmediatamente con el FBI en El Paso al 915-832-5000 o al 911 si tiene alguna duda de si la llamada se trata de un secuestro virtual o un secuestro legítimo. 

El FBI en El Paso está comprometido a trabajar juntamente con sus socios policíacos a nivel local y estatal para aumentar la concienciación pública relacionada a las amenazas que presentan los secuestros virtuales, y continuará investigando estos casos y los referirá para enjuiciamiento legal. 

Puede proporcionar información a https://tips.fbi.gov. La información del remitente se mantendrá anónima.

Leave a Reply

Your email address will not be published.