TRAS LAS NEVADAS, LEÑA Y CAFÉ SON ELEMENTOS BÁSICOS

Con leña y café afrontan las inclemencias del tiempo los habitantes en El Vergel, Balleza, reveló el presbítero Gabriel Hernández Gopar, párroco de la comunidad, que por ser una región serrana y el lugar más frío del estado, la gente ya está acostumbrada a estos frentes fríos con temperaturas bajo cero; sin embargo, no dejan de cuidarse tomando bebidas calientes y mantener el calor de los calentones con leña, ya que el gas es poco usado en esa región.

Gabriel Hernández Gopar, párroco de Nuestra Señora de Guadalupe, informó que esta comunidad es cabecera seccional del municipio de Balleza; es el lugar más frío del estado ya que durante el invierno se presentan temperaturas bajo cero.

Ayer amanecieron a menos once grados centígrados la mínima, al mediodía se alcanzó apenas un grado, refirió que ya la mayoría de la gente del poblado está acostumbrada a estas condiciones del invierno.

Señaló el párroco de El Vergel que en la casas hay calentones de leña o comales que utilizan las familias, tanto para hacer comida, como para calentarse. Indicó que, por lo general, en esta región las temperaturas son bajas.

Así también, los hombres que acuden al campo para recoger leña hacen fogatas para calentarse, la gente que sale a trabajar se cuida abrigándose lo mejor que puede. Por las noches la gente suele no salir de casa, en los hogares se acostumbra que las familias tomen café, laurel y canela, principalmente.

Informó que durante esta temporada de frío hay un aumento de las enfermedades respiratorias, sobre todo en los niños; es por ello que, por lo general, son pocos los infantes que se ven al intemperie.

Sobre todo las gripas, la tos y resfriados se presentan entre la población, informó que en la capilla baja la asistencia de la feligresía cuando hace mucho frío; sin embargo, han colocado calentones de gas y eso hace que el recinto esté en mejores condiciones.

Consideró el párroco que una de las cosas que han ayudado para que la gente padezca menos frío, es que los niños no están teniendo clases presenciales, el catecismo lo están dando de manera virtual o con grupos pequeños.

En la comunidad las autoridades tienen rehabilitado un albergue, aunque la gente está acostumbrada a uno de los lugares más fríos del estado. Comentó que en tres años que tiene en la comunidad sólo le han tocado dos personas que han fallecido por hipotermia y eso porque se encontraban en estado de ebriedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.