EN CHIHUAHUA MÁS DE 300 NIÑOS LUCHAN CONTRA EL CÁNCER

En 2021 un total de 315 menores de 17 años en la entidad se reportaron en tratamiento por algún tipo de cáncer infantil, de acuerdo con el Comportamiento Epidemiológico del Cáncer en Menores del Inegi, en el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, que se conmemora cada 15 de febrero.

Según el Inegi, en 2020 había 295 menores en tratamiento y en 2019 eran 298, lo que muestra un incremento de 20 casos bajo atención médica entre 2020 y 2021.

Para 2021, un 56% de los casos de cáncer infantil fueron tumores sólidos, mientras que el 44% fueron por leucemia y por último un 85% son de leucemia linfoide aguda.
El grupo de mayor incidencia fue el de los 0 a 4 años, con un 45.4%; de 5 a 9 años, el 23.26%; de 10 a 14 años, el 20.32% y de 15 a 19 años el 11%; mientras que los municipios con mayor incidencia son: Juárez, Chihuahua y Cuauhtémoc, representando el 65.8%.

Conforme a la Organización Mundial de la Salud, la leucemia es el tipo de cáncer más común en los infantes y comienza en ciertos tejidos, los cuales forman la sangre, por ejemplo la médula ósea o tuétano. La médula ósea es la parte blanda, esponjosa del centro de los huesos. Cuando la leucemia se desarrolla, el cuerpo produce grandes cantidades de células sanguíneas anormales.

El oncólogo pediatra Óscar González Ramella señaló que aún persiste la creencia de que cáncer es sinónimo de muerte, y agregó que cuando la enfermedad se detecta en forma temprana, el índice de recuperación es mucho más alto.

Al participar en la conferencia virtual Be The Match México, el especialista refirió que hay síntomas que pueden indicar la presencia de cáncer en niños y adolescentes, aunque no necesariamente en un 100% indican la enfermedad.

Ejemplificó que la leucemia linfoblástica aguda produce sangrados, fiebre súbita y persistente y palidez.

Aunque no se toma como única causa de la aparición de cáncer, diversos estudios han indicado que factores como la mala alimentación, poca actividad física, entre otros hábitos, influyen para que se desarrolle la enfermedad.

Por su parte, la Secretaría de Salud del Estado dio a conocer signos y síntomas de alarma que todo el tiempo deben de verificar madres, padres y tutores.

Se aplica un cuestionario de 30 preguntas enfocadas en el comportamiento del menor, en el cual con tan sólo un sí deben llevarlo a la unidad médica correspondiente para realizar un análisis que detecte o descarte la enfermedad.

Los aspectos a considerar son los siguientes: Fiebre mayor a 38°C por más de siete días sin causa aparente. Dolor de cabeza, persistente y progresivo, de predominio nocturno y que despierta al menor, o aparece al momento de levantarse y puede acompañarse de vómito.

Dolores óseos unilaterales que han aumentado progresivamente en el último mes e interrumpen su actividad. Moretones o sangrados sin explicación. Palidez palmar o conjuntival severa. Leucocoria (ojo blanco). Estrabismo que ha ido apareciendo. Alteración en la visión (borrosa, doble o ceguera súbita). Aniridia (falta de iris). Hifema (sangre en el ojo) y/o proptosis (ojo saltado). Ganglios mayores a 2.5 centímetros de diámetro, duros, no dolorosos.

De todos los casos que se detectan a tiempo, el 80% tiene grandes posibilidades de curación, por ello es necesario observar constantemente a niños y adolescentes para ser capaces de descubrir a tiempo cualquier anomalía en su salud.

El alto costo del medicamento oncológico

Familiares de niños con distintos tipos de cáncer informaron que al menos son tres los medicamentos que escasean constantemente en hospitales públicos, y éstos son: ciclofosfamida, matrotexate y vincristina, cuyo costo varía entre los mil y los 1,300 pesos.
La ciclofosfamida es un medicamento para tratar algunos tipos de linfomas y leucemia linfoblástica y su precio varía entre los 1,000 y los 1,300 pesos por cada uno, con dos ampolletas.
En el caso del matrotexate, es un compuesto utilizado para retardar el crecimiento de células cancerosas y tiene un costo de 1,160 pesos por caja.

La vincristina es un medicamento que se utiliza en combinación con otras sustancias para tratar ciertos tipos de leucemia y el costo para dos aplicaciones por semana, que es lo indicado en niños, asciende a 960 pesos.

Debido a que en los hospitales locales se atiende a niños de otros puntos del estado, el acudir a consulta representa un gasto extraordinario para sus familias, pues al menos una persona debe acompañarlos ya sea en su consulta, monitoreo y durante varios días en la aplicación de tratamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.