EXIGEN LA BÚSQUEDA DE SUS HIJOS DESAPARECIDOS

“Hasta encontrarte” es el clamor de las madres de familia de personas desaparecidas, quienes este día se manifestaron colocando corazones con los nombres de los ausentes.

En la calle Victoria, de un árbol a otro colocaron el recordatorio y la exigencia a las autoridades para una búsqueda inmediata y localización de sus seres amados. Hace unos días la Comisionada de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karla Quintana les informó que Ya había recursos para las búsquedas, pero las autoridades no lo hacen, por lo que exigieron que se administre bien el recurso para los rastreos porque no son efectivos en espacios extensos.

En la capital, Cuauhtémoc y Parral se realizó esta manifestación de corazones rotos por parte del colectivos de familias con personas desaparecida que acompaña el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, donde recordaron a la sociedad que los desaparecidos nos hacen falta a todos.

En Chihuahua siete madres de familia con corazones rotos buscan a sus hijas e hijos desaparecidos por el crimen organizado, se cuestionan ¿Dónde están?

En un árbol símbolo de vida colocaron los corazones con las fotografías de sus hijos e hijas. Recordaron a Amir desaparecido el 1 julio de 2011; Edgar y Luis el 16 junio de 2011; Osiris el 30 de noviembre de 2013; Tony un 29 de agosto de 2015; Pamela 25 de julio de 2010; y Nacho 22 de febrero de 2014.

Con leyendas como “te buscaré hasta encontrarte”, “te extraño infinitamente”, “no perderemos la esperanza de volver a verte” y “Solo aquel que ha perdido a un hijo/a ha vivido la muerte sin haber muerto”.

Además de exigir búsquedas en vida efectivas, denunciaron que no se comparten registros con otros estados.

 

 

A las madres se unieron otras mamis que también padecen por el mismo dolor al no saber el paradero de Mario Alberto, Jorge, José, David Armando e Ignacio.

Las lágrimas rodaban por sus mejillas, acompañada de su nieta Mayra Franco, colocó un adorno con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y las fotografías de su hijo David Armando Rodríguez Franco desaparecido el 10 de agosto de 2018, en ella plasmó su sufrimiento pues afirma que su herida nunca sanará.

Lourdes Hernández, mamá de Pamela señaló que ellas van a seguir exigiendo a la autoridad que ya trabajen con los desaparecidos, “Ya nos los desaparecieron y a vez, no queremos que las autoridades los desaparezcan otra vez, si de esta manera los mantenemos visibles seguiremos buscando”.

Con el corazón hecho pedazos sin saber a quien recurrir señalaron que “Están muertas en vida al no saber dónde están, si viven, si comen…” dijo Norma Alicia Villareal, madre de José Luis Esparza Villareal, quien hace 10 años se encuentra desaparecido y a la fecha no hay una respuesta, “Lo amo y lo esperamos en casa”.

De la misma manera Yesenia Carrera, mamá de Carlos Antonio Perales, desaparecido el 29 agosto de 2015 en Lebaron junto con otros seis hombres mientras instalaban una antena para Fiscalía General del Estado denunció que los resultados son nulos, que les enseñan las carpetas pero no hay avance y a la autoridad le hacen falta ganas.

La situación les genera odio, coraje, e importancia, “A veces quisiéramos salir corriendo como locas hasta encontrarlos, la gente nos llama locas porque seguimos buscando”. La desaparición de un ser querido se lleva su tranquilidad, la salud y un pedazo de su vida. “Que me lo devuelvan como sea”.

Desde el fondo de su alma gritaron que los seguirán buscando por los aman, “¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos! Hijo escucha tu madre está en la lucha”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.