600 MILLONES PARA RENOVAR EL PUENTE ‘LIBRE’

El puente internacional Córdova de las Américas (BOTA), también conocido como ‘Libre’, recibirá una inversión de más de $600 millones a través de la Ley de Infraestructura Bipartidista para la adquisición de terrenos, así como el diseño y la construcción de instalaciones.

La inversión en infraestructura es independiente de cualquier presupuesto para contratar a más agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que trabajen en el cruce.

De acuerdo con la congresista demócrata Verónica Escobar –que representa a El Paso en la Cámara de representantes–, la Administración de Servicios Generales (GSA) ha transmitido al Congreso los planes para expandir y modernizar “este importante puerto de entrada”.

“La prosperidad económica de El Paso y la fortaleza de nuestra cadena de suministro nacional depende del comercio que fluye a través de nuestros obsoletos puertos de entrada terrestres”, dijo Escobar. 

“Gracias a la Ley de Infraestructura Bipartidista, la muy necesaria modernización y expansión del Puerto de Entrada Terrestre del Puente de las Américas será totalmente financiada”, agregó.

Señaló que espera trabajar en estrecha colaboración con la Administración de Servicios Generales, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y los socios comunitarios y las partes interesadas en la región binacional.

El objetivo, dijo la congresista, es “garantizar que este proyecto cree empleos bien remunerados, promueva el crecimiento económico y el desarrollo, y reduzca la contaminación del aire en la zona fronteriza”.

La Ley de Infraestructura Bipartidista, que votó la congresista Escobar el 5 de noviembre de 2021 y que el presidente Biden promulgó el 15 de noviembre de 2021, incluye más de $3.4 mil millones para actualizar la tecnología, reducir los tiempos de espera y disminuir la huella de carbono de los puertos de entrada terrestres del país, en las fronteras con México y Canadá. 

La ley también otorga autoridad para que la GSA apruebe y financie estos proyectos en las comunidades fronterizas norte y sur.

A principios de este mes, la congresista Escobar envió una carta a la administradora de GSA, Robin Carnahan, instándola a considerar de manera justa y completa la inversión de nuevos fondos de esta ley en los puertos de entrada terrestres de El Paso, incluido el BOTA. 

Este anuncio se produce inmediatamente después de la reunión –realizada el pasado martes– de la congresista Escobar con el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, y líderes binacionales, donde discutieron la necesidad crítica de invertir en puertos de entrada terrestres regionales.

Durante su visita a Ciudad Juárez y El Paso –en el marco de un recorrido de varios días por la franja fronteriza– Salazar tuvo oportunidad de visitar el puente ‘Libre’ y atestiguar su importancia para la región.

“La integración de nuestra comunidad El Paso-Juárez es palpable en el #PuenteDeLasAmericas, donde miles de vehículos y peatones viajan en cada dirección para apoyar el comercio y los lazos binacionales”, tuiteó el diplomático después del recorrido por el puerto de entrada.

Construido en 1967, el puente De las Américas actualmente procesa vehículos de propiedad privada, peatones y tráfico comercial y en 2021 experimentó más de 3.8 millones de cruces. Según un estudio de factibilidad completado en noviembre de 2018, BOTA no se creó para la misión de seguridad nacional, el comercio, los volúmenes de viajes u otras amenazas actuales. Se necesitan mejoras para aumentar la capacidad de procesamiento, mejorar la seguridad y facilitar los volúmenes de comercio y viajes. El estudio de factibilidad propuso un proyecto de plan de 5 años con un costo estimado de 699 millones 300 mil dólares. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.