PREVÉN MAYOR AFECTACIÓN EN LA BALANZA PETROLERA TRAS CRISIS EN UCRANIA

En 2021, México cerró con un saldo negativo en su balanza petrolera de 24 mil 925.7 millones de dólares, siendo el déficit más alto del que se tenga registro, esto debido al aumento en los costos de la importación de gas natural, combustibles y petroquímicos.

Sin embargo, para este año, el déficit podría ser aún mayor, pues aun cuando continúan elevados los precios del crudo en los mercados internacionales, el país ya está avanzando en la política de reducir la exportación de petróleo, lo que significará menores ingresos, contrario al gasto que se sigue elevando por la compra de petrolíferos para abastecer la demanda nacional.

Para Ramsés Pech, experto del sector de energía de la consultora Caravia y Asociados, dijo que, sin la venta de la Mezcla Mexicana de Exportación, el saldo habría sido negativo en más de 48 mil millones de dólares, pues la dependencia de las importaciones no ha logrado reducirse de manera significativa.

Aseguró que el conflicto entre Ucrania y Rusia también será un factor que va a influir en el mercado petrolero.

Datos del Banco de México muestran que, el año pasado, se registraron exportaciones totales en el sector petrolero de 28 mil 925.6 millones de dólares, un alza de 64.5% anual. Sin embargo, las importaciones alcanzaron los 53 mil 851.3 millones de dólares, 71.5% más que el año pasado.

EL DESBALANCE

El especialista dijo que este saldo es el resultado del elevado costo por la importación de gas natural, pues este paso de cuatro mil 831.6 millones de dólares en 2020 a 12 mil 181.9 millones de dólares en 2021, es decir, 152% o siete mil 350.3 millones de dólares más debido al aumento de los precios de la molécula por la tormenta invernal que se vivió en febrero del año pasado en Estados Unidos.

México también importa otros combustibles como el gas LP, gasolinas y diésel, entre otros, los cuales también tuvieron un impacto en sus precios de referencia debido al alza en el costo del barril de crudo.

En el caso de las gasolinas, el costo de comprar en el extranjero fue de 15 mil 125.4 millones de dólares, que representó un aumento de 10 mil 249.6 millones de dólares, pues aun cuando no aumentó la demanda, los precios al consumidor sí tuvieron una tendencia al alza.

En el caso de los petroquímicos, las importaciones fueron por 12 mil 29.1 millones de dólares, lo que también significó un aumento de 72.4%.

El especialista aseguró que el saldo de la balanza petrolera de México se mantendrá negativa, debido a la dependencia a los combustibles y derivados que se importan, pues hasta ahora las refinerías siguen operando a menos del 50% de su capacidad.

A esta situación se suma la meta que tiene el gobierno federal de reducir en su totalidad las exportaciones de crudo, pues no hay algo que pueda sustituir estos ingresos. Dijo que aunque se espera un aumento en petrolíferos por las nuevas refinerías, esto no será suficiente si los complejos existentes no operan a más del 80 por ciento.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.