GUERRA DE CANDIDATS POR APORTACIONES REPUBLICANAS

La carrera seguida de cerca por el Distrito 79 de la Cámara de Representantes de Texas se perfila como una de las primarias demócratas más caras de El Paso.

Desde el comienzo del año, el representante estatal titular, Art Fierro, y la retadora Claudia Ordaz Pérez han aportado más de 130 mil dólares en contribuciones de campaña combinadas en efectivo de los donantes. Fierro ha ocupado el asiento del lado Este de El Paso desde 2019.

Cada uno de los candidatos emitió cartas a los constituyentes antes del día de las elecciones del martes, destacando las contribuciones que su oponente recibió de los republicanos mientras luchaban por un futuro político en una delegación legislativa que perdió a un miembro.

El escaño actual del Distrito 76 de Ordaz Pérez se convirtió en el Distrito 77 de Lina Ortega durante la redistribución de distritos del otoño. En lugar de desafiar a Ortega, se movió para competir contra Fierro.

Debido a que ningún candidato primario republicano se postula para el Distrito 79 y ningún candidato independiente ha declarado su intención de postularse, el ganador de la primaria demócrata del 1 de marzo no tendrá oposición en las elecciones generales de noviembre.

Ordaz Pérez recaudó 17 mil 467 dólares del 1 al 19 de febrero, según su informe de finanzas de campaña del 22 de febrero. Recaudó 42 mil 023 dólares para enero.

Gran parte de ese apoyo provino de los líderes empresariales de El Paso, de los que algunos donan a los republicanos en todo el estado, pero a los demócratas en casa. Sus principales donantes incluyen: Woody Hunt, quien donó 7 mil 500 dólares; el propietario de Tropicana Homes, Bobby Bowling, y la directora ejecutiva de Sierra Machinery, Maria Teran, quienes donaron 5 mil dólares cada uno; el proveedor de concreto Stanley Jobe; el presidente de Southwest University, Benjamin Arriola, y el presidente de Guerra Investment Advisors, Ruben Guerra, quienes contribuyeron con 2 mil 500 dólares cada uno.

Dee Margo, quien se desempeñó como alcalde durante parte de su tiempo en el Concejo Municipal de El Paso, donó mil dólares. Margo es una exrepresentante estatal de la fracción republicana.

Un correo de la campaña de Fierro enviado durante la última semana de votación anticipada pregunta qué tiene en común Ordaz Pérez con el ex presidente Donald Trump, el gobernador de Texas Greg Abbott, el senador estadounidense Ted Cruz, republicano por Texas, y el fiscal general de Texas, Ken Paxton. “Intereses especiales republicanos”, responde el correo.

Ordaz Pérez dijo que el apoyo de la comunidad empresarial refleja sus esfuerzos de largo tiempo para impulsar el crecimiento laboral y brindar una mejor calidad de vida a El Paso.

“El desarrollo económico fue muy importante para mí cuando comencé en el servicio público en el concejo municipal y sigue siendo muy importante para mí hoy”, dijo.

“La gente conoce mi ética de trabajo”, agregó. “Saben que soy una gran trabajadora cuando se trata de luchar por mi comunidad”.

Algunos de sus donantes de este ciclo electoral le dieron previamente a Fierro, y Hunt le donó 2 mil 500 dólares en noviembre de 2020, según informes financieros anteriores.

Fierro cuestionó la sinceridad de Ordaz Pérez presentándose a sí misma como pro empresarial y progresista.

“Esta carrera se convirtió en esta carrera de verdades a medias”, dijo. “Y lo que quiero decir con eso es que Claudia se convirtió en una progresista, y ése es el dinero que realmente pudo alcanzar y obtener. Pero al mismo tiempo, ella está a favor de los negocios”.

Ordaz Pérez obtuvo el apoyo de la coalición progresista Tejanos Para Mejores Demócratas (Texans for Better Democrats) a principios de este mes. Ordaz Pérez dijo el jueves que no sabía cuánto dinero habían gastado los miembros de la coalición en su campaña. Los informes financieros de campaña para los grupos no estaban disponibles, pero el Partido de las Familias Trabajadoras de Texas le dijo previamente al Texas Tribune que la coalición anticipaba gastar hasta 250 mil dólares en los tres candidatos primarios que respalda.

Ordaz Pérez respondió al correo de Fierro con uno propio que se envió el viernes, destacando la contribución de 10,000 dólares que recibió del expresidente republicano de la Cámara de Representantes Dennis Bonnen, Texas Leads PAC, la mayor contribución individual que el comité de acción política favorable al Partido Republicano hizo en este ciclo electoral.

Carriage House Partners, una firma de cabildeo de Austin fundada por el exjefe de personal de Bonnen, entregó 10 mil dólares adicionales.

En conjunto, esas dos contribuciones representaron más de una cuarta parte de los 70 mil 652 dólares que Fierro recaudó del 21 de enero al 2 de febrero. Un total de 19, muchos de los cuales provinieron de los comités de acción política. Sólo informó haber recaudado 132 dólares durante las primeras semanas de enero.

Cuando se le preguntó sobre el apoyo de Texas Leads, Fierro enfatizó que él fue uno de los tres representantes estatales demócratas que el PAC apoyó este ciclo (todos los cuales enfrentan oposición primaria).

“Creo que me eligieron porque saben que, antes que nada, tenemos una puerta abierta”, dijo Fierro. “En segundo lugar, escucho las preocupaciones (de) los electores, los cabilderos, los grupos aliados y las partes interesadas, y luego voto mi conciencia”.

Pero Ordaz Pérez acusó a Bonnen, y a los republicanos en general, de “tratar de influir en esta contienda. Sólo me atacan a mí en particular por mi lucha por el derecho al voto”, dijo, refiriéndose a su decisión de permanecer en Washington, D.C. más tiempo que algunos demócratas de la Cámara (incluido Fierro) durante el receso de quórum del verano.

Los demócratas abandonaron el estado para evitar que se aprobara un proyecto de ley electoral del Partido Republicano, que el gobernador finalmente convirtió en ley, y que ha llevado a tasas más altas de rechazo de boletas por correo en El Paso.

Poco después de anunciar su candidatura al Distrito 79, Ordaz Pérez obtuvo el apoyo de los demócratas de la Cámara de Representantes, que se encontraban entre los que se resistieron a romper el quórum final. Obtuvo dos contribuciones adicionales de colegas de la Cámara en enero: 250 dólares de la representante estatal Ina Minjarez, demócrata de San Antonio, y 200 dólares del representante estatal Carl Sherman, demócrata de Desoto.

Fierro ha recibido un considerable apoyo financiero del representante estatal Joe Moody, el miembro de mayor rango de la delegación legislativa de El Paso. Moody donó 2 mil 500 dólares el 1 de noviembre, el día que Ordaz Pérez anunció su campaña por el Distrito 79. Moody hizo una donación adicional de 4 mil 500 dólares en especie en febrero, pero el informe de Fierro no detalla qué implicaba eso.

Mientras Ordaz Pérez y Fierro hacen sus últimos lanzamientos a los votantes, ambos dijeron que la influencia de dólares externos en sus campañas refleja la importancia de esta contienda.

“Ahora vamos a tener sólo cuatro escaños en El Paso, por lo que será imperativo que los representantes que nos representen no solo luchen por nuestros valores… sino que sean efectivos para nosotros”, dijo Ordaz Pérez.

Fierro dijo que los votantes que lo elijan obtendrán “alguien que sea transparente, que sea honesto y que haya tenido una oficina abierta aquí (en el Distrito 79) desde que fui elegido para mi primer mandato”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.