BRT,,CON DAÑOS Y AUN NO SE UTILIZA…

A menos de dos años de instalado y todavía sin ser usado, el carril confinado del BRT-2 en la avenida Tecnológico ya muestra cuarteaduras y socavones.

Desde septiembre de 2020, cuando se estaba colocando en varios frentes de lo que será la segunda ruta troncal, a travez de imagenes que se comparten se había mostrado que algunas constructoras estaban colocando concreto hidráulico muy delgado, lo que advertía fallas en el corto plazo.

Frente a estaciones como Pedro Rosales de León y Aguirre Laredo, se observan las fisuras en el pavimento, sobre las cuales las contratistas vertieron una especie de líquido.

En los mismos puntos también se formaron baches.

En general, observó este medio, estas fallas se registran hasta la altura del Parque Central.

Ayer se pidió a la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP) una postura sobre la situación, pero al cierre de esta edición no se hicieron comentarios.

Cuando se instalaba el concreto hidráulico, fue documentado en su momento que las constructoras pusieron una plancha de apenas 15 centímetros de espesor, cuando por la condición climática de Juárez se requiere que tenga un mínimo de 23 y un máximo de 30.

Desde entonces advertía el exsubsecretario de Obras Públicas en la frontera, Andrés Carbajal Casas, que esto ocasionaría que la superficie de rodamiento se fracturara en el corto plazo con el paso de los camiones, lo cual todavía ni ocurre ya que el proyecto de transporte aún no está en funcionamiento.

El proyecto, también denominado Corredor Troncal Tecnológico, que está costando casi mil millones de pesos en la pura infraestructura, fue emprendido y ejecutado, al menos hasta un 50 por ciento de avance, por la administración anterior, encabezada por Javier Corral Jurado.

Tan sólo el tramo entre las calles Aguirre Laredo y Rosa María Fuentes costó 39 millones de pesos, a través del contrato de obra pública 0016/20-PI-DOP-OBRA, que se adjudicó a la Constructora Anglo, S.A. de C.V., por conducto de José Luis Anguiano Ochoa.

Desde que asumió funciones la nueva administración, el titular de la SCOP, Carlos Aguilar García, reveló que tanto en las estaciones como en el carril confinado las empresas estuvieron usando material de baja calidad en laminado, pintura y concreto hidráulico.

El servidor público desglosó siete irregularidades detectadas en el proyecto, que alcanzan a los exjefes tanto de la Secretaría de Desarrollo Urbano (Sedue) como de la SCOP, Luis Felipe Siqueiros Falomir y Gustavo Elizondo, respectivamente, así como a las constructoras contratadas.

Anomalías empiezan en el proyecto ejecutivo

En esa ocasión expuso que las anomalías empiezan por el proyecto ejecutivo, ya que los materiales de acero, lámina y vidrio van en contra del clima extremo de la ciudad, es decir, que en verano las estaciones del sistema de transporte semimasivo estarán muy calientes y en invierno muy frías.

Esto, aseveró en su momento, comprueba lo anteriormente descrito en los acabados de pintura, lámina de estaciones, sellado de juntas de pavimento, aplicación de concreto hidráulico y ausencia de reportes de laboratorio para el control de calidad.

Lo principal y más grave es que la Sedue fue la encargada de gestionar el proyecto y fue el principal agente a través de Siqueiros Falomir, para generar cambios al mismo y también en el proceso constructivo por encima de sus facultades correspondientes del reglamento interior, ya que la dependencia por naturaleza encargada de diseñar, proyectar y construir es la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas.

Finalmente también señaló que la obra en proceso denota la falta de cumplimiento de calidad requerida en cada uno de los contratos, por lo que se concluye que la supervisión es y fue deficiente, tanto la externa como del personal directo del exgobernador Javier Corral Jurado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.