MUSK SOLICITA AL JUEZ ANULAR ACUERDO CON LA COMISIÓN DE BOLSA Y VALORES DE EU, QUE ESTIPULA REVISAR SUS TUITS ANTES DE PUBLICARLOS

El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, ha solicitado a un juez federal anular el acuerdo judicial alcanzado en 2018 con la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés), a raíz de una publicación de Musk sobre una posible adquisición de acciones para volverla una compañía de capital cerrado, que exige que sus tuits sean revisados por un abogado antes de que pueda publicarlos.

Asimismo, Musk también le pidió al juez que bloqueara una citación de la SEC que solicitaba registros relacionados con la revisión de sus publicaciones y su venta de acciones y opciones.

La batalla legal con el magnate se desencadenó después de que el 7 de agosto de 2018, afirmara en Twitter disponer de los fondos para privatizar Tesla a 420 dólares por acción.

Sin embargo, la SEC inmediatamente puso en marcha una investigación y concluyó que el empresario “nunca había discutido una transacción privada a 420 dólares por acción con ninguna fuente potencial de financiamiento, no había hecho nada para investigar si sería posible que todos los inversores actuales permanecieran en Tesla como una empresa privada a través de un ‘fondo de propósito especial’, y no había confirmado el apoyo de los inversores de Tesla para una posible operación para convertirla en una empresa de capital privado”.

Por su parte, Musk aseguró que aceptó “el decreto de consentimiento para la supervivencia inmediata de Tesla”. “Nunca mentí a los accionistas. Nunca mentiría a los accionistas”, reiteró.

En paralelo, el abogado del empresario, Alex Spiro, sostuvo en una moción presentada este martes ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. en Manhattan, que la citación del organismo no tiene base legal, a la vez que alegó que la SEC no puede tomar medidas sobre los tuits de Musk sin autorización judicial, recoge AP.

Asimismo, el defensor aseguró que el regulador estadounidense ha utilizado el acuerdo judicial “para pisotear los derechos de la Primera Enmienda del señor Musk e imponer restricciones previas a su discurso”. “La seguimiento del señor Musk por parte de la SEC ha cruzado la línea del acoso, que es la mala fe por excelencia”, enfatizaron los abogados del magnate a la jueza federal de distrito Alison Nathan. 

El mismo año que la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. demandó a Musk por fraude, en 2018, el empresario sudafricano y Tesla llegaron a un acuerdo con el regulador en el que aceptaron pagar 20 millones de dólares cada uno y que los abogados de la empresa revisaran los tuits de Musk antes de que fueran publicados. Por su parte, el magnate ha negado repetidamente las acusaciones, afirmando que su tuit sobre la privatización de Tesla era “totalmente veraz”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.