MUJER DESTROZA OFICINA DE UN REGISTRO CIVIL EN ARGENTINA CUANDO SE LE NIEGA UN TRÁMITE PARA SU MADRE ENFERMA

Lorena del Carmen Giagnoni, de 45 años, perdió completamente los nervios cuando los funcionarios de una oficina de registro civil en la localidad argentina de González Catán le dijeron que no podían ayudarla con un trámite para su madre enferma. 

En un video, que se hizo viral en las redes sociales y que muchos bautizaron como “Día de furia”, se ve a Giagnoni destrozando los cristales y los muebles de la oficina.

“¡Fílmame, fílmame! No me importa que me filme. ¡Ustedes, porque están ahí metidos, en la burocracia!”, exclama la mujer, que fue detenida y trasladada a comisaría por los daños que cometió. Después, fue puesta en libertad. 

En una entrevista con el canal de televisión TN, Giagnoni explicó que se había dirigido varias veces a esta oficina, pero que siempre le ponían trabas.

“Me cansé, sé que estuve mal, pero esta gente se burla de uno. Le expliqué mi problema, que mi mamá está postrada, no puede caminar, que tiene elefantiasis y que no la puedo trasladar, que no entiendo internet”, comentó.

Según ella, el hombre que le estaba atendiendo se quedó mirando el celular y soltó: “No querida, acá no vas a hacer lo que querés”.

Yo agacho la cabeza y me voy. Una, dos. ¿Hasta cuándo? Yo hice mal, lo reconozco”, lamentó Giagnoni, que necesitaba tramitar la fe de vida de su madre para que esta cobrase la pensión.

Y continuó: “La vida no es una fantasía, es una realidad. La realidad es muy tirana y cruel. Yo trato bien a la gente y quiero ese respeto para mí y no que me estén manoseando”.

Mientras, desde las oficinas de registro civil se emitió un comunicado en el que se explicó que el certificado médico presentado por la ciudadana no cumplía con los requisitos mínimos para viabilizar el trámite, lo cual fue explicado por el personal y desató ante la imposibilidad de conseguirlo, la reacción de la persona. 

Solidaridad en las redes

Muchos internautas en las redes sociales apoyaron a Giagnoni e incluso se identificaron con ella. 

“Una mujer destrozó el registro civil de Gonzáles Catán porque no atendían su reclamo. Esto una vergüenza pobre mujer”, dijo uno.

Y otra: “La señora que destrozó el registro civil de González Catán cumplió la fantasía de muchos argentinos”.

“Todos somos un poco la mujer que destrozó las oficinas del registro civil. No podemos más”, comentó un usuario.

“Acabo de ver en el noticiero del 13, a esta pobre mujer que será acusada penalmente cuando los agresores son los mierdas de empleados antipáticos que te atienden para el orto. Tres veces fue la pobre mujer para la supervivencia de la madre muy enferma”, añadió un internauta.

Mientras, otro comentó: “Esto pasa cuando los empleados públicos no empatizan con las personas que concurren a realizar trámites. Ante la falta de cualquier condición, se cierran en un ‘no”’ grosero que indigna y amerita que uno se brote y empiece a repartir guascazos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.