ALCANZAN MÁXIMO HISTÓRICO VENTA Y PRECIOS DE CASAS

El número de ventas de viviendas y el precio medio en Texas alcanzaron un máximo histórico, incluida la región de El Paso, según el Informe de Revisión Anual de Bienes Raíces de Texas 2021 publicado por Texas Realtors.

A pesar de un ‘mercado hostil’ para las familias de recursos bajos, la tasa de propiedad de la vivienda entre los hispanos de Estados Unidos subió al 48.5 por ciento en 2021 comparado con 47.5 por ciento dos años antes, según otro informe divulgado por la Asociación Nacional de Agentes Profesionales de Bienes Raíces Hispanos (NAHREP, en inglés).

Mientras en Estados Unidos desde 2019 los latinos agregaron 657 mil viviendas como propietarios en ciudades como El Paso, los precios de casas aumentaron un 5.9 por ciento en 2021, con 10 mil 408 casas vendidas, mientras que el precio promedio aumentó 12.4 por ciento, equivalente a 200 mil dólares durante el mismo período.

En todo el estado, por séptimo año consecutivo, el número de ventas de viviendas y el precio promedio alcanzaron un máximo histórico.

La llegada de la pandemia no cambió la tendencia. Debido a que en un principio se congelaron las ventas, se creó un exceso de demanda que aceleró el alza en los precios hasta elevarlos a niveles inimaginables.

De acuerdo a la Revisión Anual de Bienes Raíces de Texas 2021 publicado por Texas Realtors, en la entidad el número de casas vendidas aumentó un 6.2 por ciento en 2021, con 416 mil 853 inmuebles vendidos, mientras que el precio medio de las viviendas alcanzó los 300 mil dólares, que es un aumento del 15.7 con respecto a 2020,y un alza del 35.6 por ciento desde 2017.

Las viviendas se mantuvieron un promedio de 34 días en el mercado, 21 días menos que en 2020. “El año 2021 fue emocionante para el sector de bienes raíces en Texas”, señaló Russell Berry, presidente de Texas Realtors. 

“La demanda de viviendas alcanzó un máximo histórico y vimos muchas situaciones de oferta múltiple, viviendas que atrajeron docenas de ofertas y se vendieron por un precio muy superior al establecido. A algunos compradores les pareció una situación frustrante. Trabajar con su agente inmobiliario, ya sea un vendedor revisando ofertas o un comprador que intenta tener éxito con una oferta, nunca ha sido tan importante”, añadió.

Luis Torres, Ph.D., economista investigador del Texas Real Estate Research Center de Texas A&M University, comentó: “El aumento de las tasas de interés hipotecarias debilitará la demanda de las viviendas y atenuará parte de las presiones en los precios en 2022. El mercado inmobiliario mejorará mucho, y el principal punto en contra será el escaso inventario de viviendas a la venta, especialmente en los rangos de precios más bajos”.

“Los constructores están intentando seguir el ritmo de la demanda, pero se enfrentan a precios elevados para los terrenos, los materiales y la mano de obra, aunque se espera que la construcción de viviendas nuevas se retrase con respecto a la demanda”, añadió.

El presidente Berry concluyó: “Estamos viendo mucha construcción de viviendas nuevas en el estado, pero la población de Texas también sigue creciendo. En el marco de que la demanda sigue alta y los precios aumentan, los agentes inmobiliarios saben la importancia de trabajar de modo que se garantice que la propiedad de una vivienda siga siendo factible en Texas”.

Alza de intereses hipotecarios

Uno de los factores que contribuirán a dificultar la compra de una propiedad es que se anticipa el alza paulatina de los intereses hipotecarios.

Al inicio de 2021, las tasas para 30 años eran en promedio de 2.65 por ciento. Para abril subieron a 3.18 por ciento. Y, de acuerdo con la organización Freddie Mac, se espera que la Reserva Federal las aumente de nuevo para 2022, como una herramienta para detener la inflación que empezó este año.

Algunas instituciones, como la NAR (National Association of Realtors) consideran que los intereses hipotecarios se mantendrán estables durante un par de meses y después podrían aumentar hasta llegar al 3.7 por ciento para finales de 2022.

Con respecto al inventario, se prevé que permanezca muy limitado porque continuará la dura competencia entre los compradores. La lucha será más difícil entre quienes buscan propiedades dentro del rango más bajo de precios, que es en promedio $200,000.

Leave a Reply

Your email address will not be published.