FALLECE JESUS FRANCISCO ‘RUFO’ TORRES

Maestro de muchos, inspiración de todos los amantes del baloncesto, el basquetbolista mexicano, Jesús Francisco “Rufo” Torres López, falleció este lunes, luego de estar hospitalizado varios días.

Nacido en Parral, Chihuahua, hace 80 años, pero juarense por adopción, se convirtió este día en una leyenda eterna del deporte ráfaga, dejando un gran legado dentro y fuera de las duelas.

Un basquetbolista que llegó a este deporte por casualidades de la vida, comenzó como beisbolista en su ciudad natal, pero a los 16 años se involucró en las duelas cuando estudiaba en la Escuela Normal del Estado, al destacar como jugador siendo el mejor anotador en el torneo estatal, defendiendo los colores de Parral, y así convertirse en el Jugador Más Valioso y Novato del Año.

Desde esa fecha supo que su vida sería el basquetbol, heredando este gusto a su familia, como a su hijo Helman, que ha seguido sus pasos hasta esta fecha.

Maestro de una camada de jugadores como Raúl Palma, Guillermo Márquez, José Luis Arroyos, ‘Pepe’ Moreno, Jesús Aragón, además de exjugadores NBA como Horacio Llamas y Eduardo Nájera.

Su carrera como jugador dentro de las duelas es muy extensa, pero en 1972 decidió cambiar los pantaloncillos cortos por los largos y convertirse en entrenador al tomar las riendas del equipo nacional.

Su primera experiencia fue un Campeonato Centroamericano, donde iba como cuarto asistente, pero todos los entrenadores decidieron hacerse a un lado, y por asares del destino, “Rufo” tomó el control, firmando un debut soñado al subir a lo más alto del podio y colgarse la medalla de oro, al vencer a Cuba en la final.

Entre sus otras historias, está dirigir al equipo mexicano comandado por Horacio Llamas, donde vencieron al combinado de la NBA, en la que estuvo Earvin “Magic” Johnson, por lo que se puede decir que es el mexicano que venció a la leyenda de los Lakers.

Pero su participación como coach no solo fue a nivel profesional, también comandó equipos a nivel juvenil, en el que dirigió en el Campeonato Estatal de Cuauhtémoc 2003, al director del Instituto Municipal del Deporte, Juan Escalante.

Y así, después de tantos años entregados al baloncesto en cuerpo y alma, quedan en el tintero muchas historias por redactar de este emblema chihuahuense, como ser parte del equipo profesional Indios de Ciudad Juárez, en el plano administrativo en el 2016.

Torres López decidió poner fin a su carrera como entrenador en el 2011, cuando tenía 70 años, y una década después decidió dejar el plano terrenal y convertirse en una leyenda del basquetbol.

Descanse en paz, Jesús Francisco “Rufo” Torres López.

Leave a Reply

Your email address will not be published.