INTERPOL BUSCA A UNA EXALCALDESA QUE SE FUGÓ DEL PAÍS AL SER CONDENADA POR CORRUPCIÓN

Interpol emitió una orden de captura en contra de Karen Rojo, exalcaldesa de Antofagasta, una ciudad ubicada en el norte de Chile, quien logró escapar del país el mismo día en que se confirmó su condena por un caso de corrupción.

El miércoles, la dirigente conservadora, de 42 años, abordó un vuelo con destino a Amsterdam, lo que provocó un escándalo ya que de manera simultánea la Corte Suprema ratificó que debía cumplir una pena de cinco años y un día de prisión al haber sido encontrada culpable del delito de fraude impositivo.

Las autoridades aeroportuarias aseguraron que, cuando Rojo realizó sus trámites migratorios, no se detectó ninguna orden de arraigo, por lo que pudo salir del país.

Al día siguiente, Interpol Chile emitió una alerta roja para solicitar la captura de la exalcaldesa, por lo que ahora, si intenta tomar otro vuelo, será detenida.

Rojo fue electa como alcaldesa de Antofagasta en 2012 y reelecta en 2016. Debía terminar su segundo periodo en 2021, pero meses antes fue inhabilitada debido a la investigación judicial que demostró que había hecho uso indebido de los recursos públicos.

La causa

En 2015, la exalcaldesa contrató a la consultora Main Comunicación Estratégica para que la ayudara a fortalecer su imagen con miras a su campaña por la reelección, pero en lugar de invertir fondos propios, simuló un convenio con la Corporación Municipal de Desarrollo Social para usar alrededor de 34.000 dólares que formaban parte del presupuesto para programas de educación y salud.

La investigación comenzó en 2018, y dos años más tarde un juzgado local le imputó los delitos de fraude al fisco y negociación incompatible por su condición de funcionaria pública.

A lo largo del proceso, que es conocido como ‘el caso Main’, la presentación de documentos oficiales y las declaraciones de testigos confirmaron que Rojo había gastado recursos públicos con fines personales, por lo que a fines de diciembre de 2020 fue condenada a cinco años y un día de prisión efectivo, una multa de 6.000 dólares e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Sin embargo, la defensa presentó una apelación, lo que llevó a que la última palabra la tuviera la Corte Suprema, el máximo órgano de justicia que el miércoles pasado rechazó el recurso de nulidad solicitado por la exalcaldesa y ratificó la sentencia emitida hace 15 meses.

Pero, en ese momento, Rojo ya volaba rumbo a Europa, por lo que la prensa argentina ha publicado rumores de que tenía información privilegiada del fallo que daría la Corte. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.