AMLO ANUNCIA UN HOSPITAL DONDE ESTARÍA LA REFINERÍA QUE PROMETIÓ CALDERÓN

En el terreno de Hidalgo donde se construiría la refinería durante el sexenio de Felipe Calderón, se edificarán nuevas y modernas instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para sustituir al hospital de Tula, que fue severamente dañado por las inundaciones de 2021, anunció ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador durante una visita a la entidad.


El Ejecutivo federal visitó el predio donde se construirán el hospital general y la unidad de medicina familiar (UMF) del IMSS, y en un mensaje en sus redes sociales resaltó que el nuevo nosocomio será más grande que el de Tula.

Zoé Robledo, director general del IMSS, explicó que tendrá 144 camas y se concluirá el 21 de marzo de 2023. Junto con la clínica abarcará una extensión de 17 hectáreas. “Será un hospital muy robusto para atender a cinco municipios de toda esta región, sólido, muy resolutivo, con lo que crece muchísimo la capacidad de atención”, indicó. La UMF tendrá 10 consultorios, más cinco de especialidades de enfermería, y será concluida en septiembre de este año.

El hospital se construirá con una inversión de mil 440 millones de pesos en obra y 613 millones en equipo; 2 mil 53 millones en total. Tendrá 34 especialidades; seis salas de operaciones; unidades de cuidados intensivos para adultos, pacientes pediátricos y neonatales; laboratorio clínico; hemodiálisis; quimioterapia; medicina física y rehabilitación; tococirugía, y urgencias, entre otros.

“Aprovechar todo”
El mandatario federal, quien estuvo acompañado por el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, y el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, detalló que en el resto de la superficie, que cuenta con 700 hectáreas, podría instalarse un parque industrial “para aprovechar todo el terreno”.

Recordó que en el sexenio de Calderón se compró este espacio en mil 800 millones de pesos para instalar una refinería, pero solamente construyeron una barda. Por ello, aseguró, Pemex es la institución encargada de solventar la deuda heredada. “Que esto que quedó en proceso inconcluso, pues se le dé una utilidad y podamos actuar con eficiencia, honestidad y garantizando el bienestar de la gente, de los trabajadores”, expresó.

El titular del IMSS informó que las empresas Cemex y Cruz Azul, así como la Facultad de Arquitectura de la UNAM, colaborarán en el proyecto.

Por otra parte, el presidente López Obrador informó en sus redes sociales que se reiniciará la construcción de una coquizadora, otra obra inconclusa en Tula, Hidalgo, de pasadas administraciones. Precisó que entre los beneficios de retomar esa obra es que los equipos adquiridos por otros gobiernos no se convertirán en chatarra. “Produciremos más gasolina y menos combustóleo, que es más rentable y menos contaminante”, recalcó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.