ABARROTAN HIPÓDROMO DE SUNLAND PARA FINAL

Tras dos años de no tener público en las carreras hípicas, un caballo local hizo historia tras su participación en la carrera clasificatoria para el Kentucky Derby. 

El Sunland Park Racetrack and Casino fue visitado ayer domingo por cientos de fanáticos que estaban ansiosos de volver a sus instalaciones y apoyar a los caballos locales.

Desiree Morales, una enfermera de Las Cruces, Nuevo México, acudió ayer al evento en compañía de su madre.

“Traje a mi mamá que ya está en edad avanzada pero siempre ha sido aficionada de las carreras, el evento de hoy es algo que no se quería perder”, indicó la profesionista, quien a su vez dijo que era un día especial para ella.

“Yo vengo desde chica a estas carreras porque mi papá cuidaba caballos que corrían en las carreras y cuando vivía siempre nos traía a ver sus animales. Cuando él murió mi mamá conservó la tradición, y nos trajo a mí y a mi hermano y ahora yo la traigo a ella y a mis hijos para tener un buen tiempo”, dijo Morales.

El hipódromo de Sunland Park estuvo a su máxima capacidad y aunque hubo quienes lograron reservar mesas y disfrutar el evento en el área VIP, la gran mayoría de los asistentes disfrutaron al aire libre de las 12 carreras programadas.

“Es un hermoso momento estar aquí con un caballo ganador”, dijo Victoria Gastélum, quien por los últimos tres años vio crecer y entrenar al caballo favorito Slow Down Andy.

Aunque la portavoz del hipódromo no dio a conocer la cifra real de las personas que asistieron al evento, sí dijo que había sido todo un éxito.

Usualmente el evento atrae a 17 mil personas, sin embargo, no se confirmó una cifra real de asistentes. 

La carrera hípica de ayer es una de las carreras clasificatorias para el Kentucky Derby y si un caballo es ganador, no sólo se gana una bolsa de medio millón de dólares, sino que también acumula 50 puntos para la gran carrera, se informó.

La directora ejecutiva de mercadotecnia del hipódromo y casino, Jaci Marx, dijo que desde que se levantó el mandato de la máscara, el hipódromo ha vuelto a tomar vida.

“Es una gran emoción ver el evento y tener una gran respuesta del público”, dijo Marx.

En total se distribuyeron dos millones de dólares en premios para los caballos participantes. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.