RELACIONES ENTRE EU Y LAS MONARQUÍAS ÁRABES VUELVEN MÁS TENSAS A CAUSA DE LAS SANCIONES ANTIRRUSAS

La operación militar de Rusia en Ucrania y las medidas de respuesta tomadas por Occidente han generado nuevas tensiones entre Estados Unidos y las monarquías del golfo Pérsico, señala un artículo de The Washington Post.

El diario recuerda que Emiratos Árabes Unidos (EUA) y Arabia Saudita rechazaron los llamamientos de Washington a aumentar su producción de petróleo durante la crisis internacional generada por la situación en Ucrania. Además, la delegación emiratí que actualmente preside el Consejo de Seguridad de la ONU se abstuvo en febrero pasado en una votación respaldada por EE.UU. que pretendía condenar a Rusia.

La representación de EAU ante el órgano explicó la decisión afirmando que el resultado era inevitable, dado el derecho a veto de Moscú, mientras que otros funcionarios familiarizados con el asunto dijeron que la abstención fue un gesto para que Rusia no vetara una futura resolución contra la insurgencia chiita yemení apoyada por Irán, los hutíes, que han realizado varios ataques contra la infraestructura petrolera de ambas naciones árabes.

Además, el martes pasado los ministros de Petróleo de las dos monarquías declararon priorizar la “sostenibilidad” de los suministros energéticos mundiales, afirmando que siempre han tratado de evitar mezclar la política y el petróleo. En particular, el titular saudita, Sujail bin Mohamed al Mazruéi, aseguró que la OPEP sabe cómo “compartimentar” sus “problemas políticos” por el bien común de sus miembros y países asociados.

Mientras, EAU consideró como “tibia” la respuesta estadounidense a los ataques con misiles del 17 de enero pasado reivindicados por los hutíes, que destruyeron varios camiones cisterna con combustible en Abu Dabi y dejaron tres muertos civiles. Asimismo, tanto emiratíes como sauditas se muestran preocupados por los planes de Washington de buscar un nuevo acuerdo nuclear con Irán que no contenga la influencia de Teherán en la región.

Por su parte, la Administración Biden estima que la condena a Moscú de los países del golfo no es lo suficientemente rotunda.

Este recelo mutuo no ha causado que EE.UU. deje de considerar a ambas monarquías como socios preferentes. Sin embargo, los pedidos de EUA para recibir más misiles Patriot y otros interceptores para defenderse de la amenaza hutí no han quedado satisfechos, en un momento en el que el país norteamericano tiene que lidiar con una gran demanda de estos armamentos de otros aliados, como los miembros de la OTAN del este de Europa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.