PLAYA HERMOSA EN ENSENADA, BC, LA ÚNICA NO APTA EN SEMANA SANTA

Destinos turísticos de Acapulco, Guerrero, son los que estadísticamente han aparecido en más ocasiones en la lista de playas con mayor contaminación por Enterococos (bacterias fecales), de acuerdo con los parámetros que mide la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), aunque para estas vacaciones de Semana Santa, la alerta se fue más hacia el noroeste de la República Mexicana.

Después de realizar el análisis de más de mil 900 muestras de agua de mar en 290 playas de 17 estados costeros, la Cofepris y Semarnat determinaron que 289 playas son aptas para uso recreativo, y sólo una tiene más de 200 enterococos por cada 100 mililitros de agua, pero sin dejar ver en la tabla correspondiente por cuánto se superaron los niveles de contaminación.

Se trata de Playa Hermosa en Ensenada, Baja California, que por cuarta ocasión se encuentra señalada como “no apta” por autoridades estatales y municipales, debido al riesgo a la salud que representan las constantes descargas de aguas residuales en el sitio.

Según el reporte, cuatro playas consideradas como “no aptas” en el monitoreo anterior correspondiente a diciembre 2021, tuvieron esta vez resultados favorables, como es el caso de Playa Hornos, Playa Tlacopanocha y Playa Suave en Acapulco, Guerrero, así como Playa Sayulita I en Bahía de Banderas, Nayarit.

“La calidad del agua en los centros turísticos es factor primordial para garantizar la protección de la salud de usuarios y visitantes, por lo que la autoridad sanitaria realiza estas pruebas desde hace 19 años con un enfoque preventivo”, destacó la Cofepris.

Alejandro Olivera, biólogo marino y maestro en Ciencias, advirtió sobre los riesgos de seguir vertiendo las aguas residuales de baños y cañerías directamente al mar, sin ningún tipo de tratamiento, lo que impacta directamente en la salud de la población, los ecosistemas y las especies marinas.

En entrevista, destacó que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), con una concentración mayor a 40 enterococos por cada 100 mililitros de agua, ya hay riesgo de contraer enfermedades gastrointestinales y en la piel, por lo que con 200 enterococos el peligro es mucho mayor.

“Los resultados de la calidad bacteriológica dados a conocer recientemente por Cofepris, tampoco representan las condiciones actuales de las playas en Semana Santa, cuando el número de turistas se incrementa y con ello la generación de aguas residuales. Las condiciones del mar pueden cambiar drásticamente de un día para otro”, alertó el también representante en México del Centro para la Diversidad Biológica.

Leave a Reply

Your email address will not be published.