LA JUVENTUD ESTA DOMINANDO LA NFL…

Los apellidos Brady, Rodgers, Roethlisberger, Manning, Brees, Garoppolo ya no tienen cabida en los Juegos de Campeonato de la NFL.

El poder de los “chamacos” quarterbacks realmente está provocando un cambio generacional en la NFL, ya que por primera vez desde la campaña 2002 no se verá a ninguno de esos mariscales de campo encabezando un equipo en los partidos antesala al Super Tazón.

La última ocasión que esos nombres no estuvieron en un Juego de Campeonato fue en la temporada 2002 -se jugaron en enero de 2003, hace 20 años- cuando los mariscales de campo estelares fueron Steve McNair (Ten), Rich Gannon (Oak), Brad Johnson (TB) y Donovan McNabb (Fil).

La realidad es que la juventud está pesando y haciendo a un lado a los veteranos, pues por primera vez desde la campaña 2010, la Liga no tendrá en los Juegos de Campeonato de la AFC y NFC a un mariscal de campo de 30 años o más como titular en el emparrillado.

Patrick Mahomes, de los Chiefs (27 años), Joe Burrow, de los Bengals (26), Jalen Hurts, de las Eagles (24), y Brock Purdy, de los 49ers (23), son los QBs encargados de disputar este fin de semana los dos boletos disponibles para el Super Bowl LVII, que se celebrará el 12 de febrero en Phoenix, Arizona.

El cambio generacional en la NFL está en curso y nadie lo puede detener, pues en las últimas dos décadas la Liga estuvo “secuestrada” en los Juegos de Campeonato por quarterbacks como los veteranos Tom Brady, Aaron Rodgers, Peyton Manning, Ben Roethlisberger, Drew Brees y Matt Ryan, entre otros; hoy, muchos retirados y otros sin la misma magia para regresar a estas instancias.

En la AFC veremos un duelo entre dos quarterbacks jóvenes, pero experimentados.

Tanto Mahomes como Burrow ya tuvieron chance de jugar un Súper Tazón en sus cortas trayectorias. Patrick, quien cursa su sexta campaña en la NFL, con marca de 1-1, y Joe, quien está en su tercera temporada, con registro de 0-1 en el Súper Domingo.

Del otro lado, en la NFC el show estará a cargo de dos chamacos que nadie creía en ellos.

Hurts apenas está en su tercera campaña en la Liga y es candidato para disputar el premio en esta temporada del Jugador Más Valioso.

Del otro lado Purdy, el novato de los 49ers que inició la campaña como el tercer mariscal de campo y aprovechó las lesiones de Trey Lance y Jimmy Garoppolo para asumir la titularidad.

Del 2000 a la fecha, jamás en la NFL se había dado que los cuarto mariscales de campo que disputarán los Juegos de Campeonato tuvieran 28 años o menos el día del partido.

Joe Burrow

26 AÑOS

y 50 días tiene el QB de Cincinnati.

Patrick Mahomes

27 AÑOS

y 133 días tiene el QB de Kansas.

Brock Purdy

24 AÑOS

y 174 días tiene el QB de San Francisco.

Jalen Hurts

24 AÑOS

y 174 días tiene el QB de Filadelfia.

13 años después

Ver tanta juventud en la posición de mariscal de campo en los Juegos de Campeonato de la AFC y NFC es algo que no pasa todos los años.

Sin contar la temporada actual, en este siglo ha sido tan raro ver a jóvenes manejando los controles de una franquicia durante Playoffs, que solamente se había dado en tres ocasiones que los cuatro quarterbacks en la antesala del Super Bowl fueran menores de 30 años.

En la temporada 2010, los quarterbacks “chamacos” eran Mark Sánchez, de Jets con 24 años y 73 días, seguido de Aaron Rodgers, de Packers (27 años y 52 días). Aquella cuarteta la completaban Jay Cutler, de Chicago (27 años y 269 días), y Ben Roethlisberger, de Steelers, con 28 años y 327 días.

En otro par de ocasiones se dio un cuarteto menor de 30 años: en la campaña 2003 y en la 2004.

En la 2003, los jovenazos eran Tom Brady con 26 años y 168 días, Donovan McNabb con 27 años y 54 días, además de Peyton Manning, de Colts, con 27 años y 300 días, y Jake Delhomme, de Carolina, con 29 años y 8 días

En la 2004 estaba Ben, de Pittsburgh con 22 años y 327 días, además de Michael Vick, de Atlanta con 24 años y 211 días. Le siguieron Brady, de Pats con 27 años y 173 días, y McNabb, de Eagles con 28 años y 73 días.

Las cifras de edad son de acuerdo al día que jugaron ese partido que es previo al Super Bowl.

Ahora, la realidad es otra en la Postemporada de la NFL.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *